LA EMILIA Y SUS BARRIOS. Sábado 21 de diciembre de 2019 - Edición Número 113

Por Ricardo Darío Primo

Historia
¿QUIÉN FUE ELISEO ACEVEDO? UNA CALLE LO RECUERDA EN LA EMILIA

Historias en blanco y negro

Ingresando al casco urbano de La Emilia, la tercera calle en forma perpendicular a la ruta de ingreso, se llama Eliseo Acevedo. La población desconoce totalmente quien fue esta persona y qué relación tuvo con San Nicolás ya que no tuvo ningún vínculo con La Emilia, pues murió antes de su conformación como localidad.
Según el historiador José E. de la Torre, Eliseo Acevedo fue militar y legislador.
"Nació en Monteros, Tucumán, el 21 de abril de 1846, descendiente de una antigua familia nicoleña que en los días de la tiranía (el autor se refiere a los gobiernos de Rosas) se vio obligada a refugiarse en aquella provincia norteña.
Al estallar la guerra del Paraguay, con 19 años de edad, se incorporó al Batallón San Nicolás como subteniente abanderado, recibiendo su bautismo de fuego en la batalla de Yatay, intervención por la cual se hizo acreedor a la medalla acordada por el Congreso de la Nación.
Regresó de la campaña tres años después con el grado de sargento mayor. Pasó más tarde a la frontera donde permaneció varios años a las órdenes de los comandantes Freyre y Lagos. Hizo la campaña de Entre Ríos como secretario privado y ayudante del general Gainza y después la de Río Negro. Siendo comandante en 1880, formó en las filas de los defensores de Buenos Aires. Ese mismo año fundó "La Protesta", y al poco tiempo fue desterrado por orden del presidente de la república.
Permaneció tres años en el Salto Oriental. De regreso, fundó "El Debate", a cuyo frente estuvo como director. Debido a sus artículos fue preso por resolución del senado nacional, y luego absuelto por fallo de la Corte Suprema. En mayo de 1885, por la misma causa, fue nuevamente privado de su libertad. Con tal motivo su periódico dejó de aparecer definitivamente.
En mayo de 1888 fue reincorporado al ejército nacional con sus antiguos empleos de teniente coronel. Desencantado de la política se retiró al campo, donde fundó un establecimiento agrícola sobre la base de una propiedad suya en San Nicolás.
"Cuando estalló la revolución en 1890, el Batallón San Nicolás, que había recibido la orden de ir en auxilio del gobierno nacional, sublevó, y emprendió la marcha hacia la capital federal al mando de Eliseo Acevedo, dirigiéndose en tren primeramente a Pergamino.
Como la tropa carecía de buen armamento y se tenía conocimiento de que en esa localidad el comandante Grondona disponía de 200 hombres armados, Acevedo le envió un telegrama desde la estación Conesa, en el que, fingiendo ser el coronel Somoza le decía: "Va Acevedo al mando de quinientos hombres bien armados, disuelva tropa y recoja armamentos". Esta estratagema dio buen resultado, pues la orden se cumplió al pie de la letra. Al llegar a Pergamino, el Batallón se detuvo algo apartado del pueblo a fin de no dar a conocer su situación real, se destacó una guardia de seis hombres uniformados y armados con las mejores carabinas, y se comisionó al doctor Carlos P. Hurtado con otras personas para entrar en la ciudad y reemplazar sus autoridades por otras adictas a la revolución, lo que se efectuó sin ningún inconveniente. Una comisión de vecinos suministró las provisiones necesarias al batallón, el que luego siguió en dirección a Arrecifes, donde también fueron cambiadas las personas que ejercían el gobierno comunal. De ese punto se dirigió a Merlo y allí supo que la revolución había terminado y que desde La Plata marchaba un tren con un batallón de guardiacárceles con el propósito de apresar a los sublevados.
Acevedo trató de llegar a San Nicolás, pero el tren en que regresaba fue alcanzado en la estación Capitán Sarmiento. El batallón fue desarmado y conducido a La Plata y Acevedo recibió orden de abandonar inmediatamente el territorio de la provincia. Solo, a pie y sin elementos, pudo llegar a un rancho de las inmediaciones donde un criollo le vendió un caballo ensillado con el que llegó hasta la estancia de Molina, de donde pasó a Baradero, trasladándose de allí a Buenos Aires".
"Más tarde fue elegido diputado a la legislatura de la Provincia de Buenos Aires, en el ejercicio de cuyo cargo lo sorprendió la muerte, soltero, el 3 de septiembre de 1892".
Esta es la historia aquí conocida de uno de los nombres que ostentan las calles de La Emilia.

En la Edición 111


FUNDACIÓN DE LA EMILIA
Acto oficial por el 127º Aniversario

El miércoles 2 de octubre se realizó la tradicional misa y luego el acto en la plaza, recordando un nuevo aniversario de fundación de La Emilia.

por Paula Candia
MARÍA DEL ROSARIO DE SAN NICOLÁS
Peregrinación al Santuario

Más de 1000 fieles congregó esta marcha que se fue enriqueciendo con su paso por cada barrio.

por Paula Candia
OPINIÓN
Construyendo la sociedad que Mica soñó

Néstor García; papá de Micaela, adolescente asesinada en abril del 2017; dio una charla en el Salón Azul de la UTN el pasado doce de septiembre por la tarde.

por Ornela Sopranzetti
EDUCACIÓN
Acto por el Día del Maestro

El pasado diez de septiembre la EP N°18 celebró con un acto el Día del Maestro en conmemoración al fallecimiento de Domingo Faustino Sarmiento.

por Ornela Sopranzetti
CAMRICA
Reinauguraron el salón

El Emiliano dialogó con Leandro Joaquín Sequeira, Presidente de la Cooperativa de Agua Potable CAMRICA quien nos expuso de las presentes novedades.

por Paula Candia
COMUNIDAD
La Emilia recicla

Días atrás se realizó una charla sobre reciclado de basura con el fin de tener una ciudad más limpia y ordenada.

por Ornela Sopranzetti
RAFAEL CUEVAS, INTEGRANTE DE LA COMISIÓN VECINAL
Actualidad de Villa Riccio

El Emiliano entrevistó a Rafael Cuevas uno de los integrantes de la Comisión Vecinal de Villa Riccio para que nos informe sobre la actualidad de dicho barrio.

por Paula Candia
COMUNIDAD
Actividades de la Delegación

El Emiliano estuvo charlando con el Delegado Municipal de La Emilia, quien nos efectúa un breve recorrido de lo realizado durante su gestión.

por Paula Candia